El proceso de la administración (planeación, organización, coordinación, dirección y control) impacta en los procesos de los negocios; también en las formas de pensar, actuar y en la cultura empresarial.

A ello contribuyen el diseño de los puestos de trabajo, sus funciones y la selección de las personas, quienes se encargarán de la ejecución. Se utilizan eficiente y eficazmente los recursos materiales, financieros, infraestructura y conocimiento, para lograr los objetivos de corto, mediano y largo plazo.

En los últimos años las empresas e instituciones han incorporado la responsabilidad social corporativa en sus acciones para competir en los mercados.